martes, 6 de enero de 2009

Una noche de botellas y lujuria

Para las dos "Efes" más queridas: Flor y Fernanda


Ayer fue cinco de enero, y no sólo hubo reyes, sino reinas. Pues fue cumple años de Fernanda, amiga del trabajo, y Flor, amiga desde la Universidad.


Quién lo iba a saber, dos amigas cumplían años el mismo día y no lo supe sino hasta que ellas me lo dijeron (what Shame!). Las saludé como debe un caballero, con albures y propuestas indecorosas. Lamentablemente lo tomaron como una broma.


Fernanda, no tuvo fiesta, y si la tuvo no me invitó (se pasó). Mientras que Flor, como burócrata adinerada, tiró la casa por la ventana e hizo una fiesta, con ese ambiente bohemio que tienen las denominadas reuniones de amigos íntimos.

La fiestecita fue amena y muy buena. Flor nos acogió como excelente anfitrión que es. Su familia nos dio la bienvenida cálida, misma que me dio a entender la raíz de la cortesía de mi amiga La flawuer.




Llegamos y noté que un par de amigos, de los cuales no tenía registro en el año, estaban de invitados. Saludé como debe un caballero, y me senté junto a Rodrigo, Eduardo, JM, Gaby y Laurita.


Las bellezas no podían Faltar. Las Hermanitas veneno. No las pudimos emborrachar lo suficiente para llevárnoslas a la cama. Damn it!


No detallaré más, ya que este escrito es más una égloga a la fiesta que una mera descripción. Nos la pasamos muy bien.


Comimos hamburguesas, rosca, botanas; tomamos refresco (su servidor) y cervezas.

"Chupando que es Gerundio". Vean a estos Bohemios literatos. Ya llevaban 5 punzadas en cada lado.



Cantamos las mañanitas, y como todos unos literatos, no rebasamos el “…y que sea feliz” (qué fastidio es tenr que chutarse todo el popurrí de las mañanitas).



La festejada con el incansable Don JM. Por cierto, el tanque se cayó tres veces de lo borracho que esta Fernando Manzanilla.



Sé que ya con una cámara en mi poder, cometeré varias invasiones a la intimidad de nuestras reuniones, pero esta sesión es más el gusto de compartir un momento grato, que un acto de morbosidad. Y esta vez, pues sólo lo hago para felicitar a las cumpleañeras, sin tener que recurrir al egocéntrico Face book. Ok, sólo tomaré algo de ego, y no me entrometeré en lo deleznable que me parecen esas páginas como Hi5 y Cara de libro.


Qué fiesta. Sobró comida y alcohol. Hay que alargarlo para el fin de semana ¿no?



1 comentario:

Mussgo dijo...

Hay invitan para la próxima. No tomo mucho.