viernes, 25 de enero de 2008

Softporn: Las calienta güevos

—Cuántas veces te tengo que decir que empecemos decentemente.

—Pero si el que quiere que empiece como dios manda el wrotecast soy yo, mi lic. Usted no quiere presentarnos.

—No me refiero a esas mamadas. Incluso vienes todo mamarracho, mira, hasta tienes abajo el cierre.

—Ayy, mi lic. Acabo de venir del baño. Además nadie nos ve.

—No, no, no, no. Además vienes todo borracho, aléjate.

—Ay, mi lic. Sólo me tomé una chelita para agarrar inspiración.

—Pinche borracho e impuntual. Llegaste con una hora de atraso. Qué profesionalismo es ese.

—Ya le dije que se me hizo tarde porque tuve que llevar a mi tía a pozo monte.

—¿Y no podías hacer una llamadita? Para eso está el celular. No tienes considración para con los demás.

—Es que salí de prisa, porque mi tía tenía un pendiente.

—Qué tía ni que tu chingada madre. No tienes conciencia, cabrón.

—Perdóneme, mi lic. Juro que no volverá a pasar.

—Quítate borracho. Vamos a empezar.

—Ok. “Bienvenidos a su gustada sección I wanna be porn. Les saluda sus amigos César y Gerardo”

Hoy tocaremos, no una actriz, como venimos haciéndolo, sino un género dentro de la pornografía: El Softporn, y aunque se trate más de una clasificación, veremos que no es del todo, pues se convierte más en un género por la trama que maneja y las situaciones.

—Yo no lo creo así, mi lic. Creo que es más una división que un género.

—Ahh. Vienes tarde y empiezas a contrariar. Es lo mismo género que división. Estás pedo.

—No mi lic. Me refiero a la clasificación. Así como hay Clasificación A, hay clasificación C, X, etc.

—Cómo serás pendejo. Pero dentro de la A existen caricaturas, películas de acción y de comedia, y no se centra en un género. En cambio, el softporn fue un mote que se utilizó después, ya cuando empezó el tipo de porno duro. Porque el softporn se encontraba dentro de lo denominado porno.

—No lo creo, mi lic. Porque desde que surgió el Softporn, ya habían pelis que le manejaban el sexo explícito.

—Mira, no voy a discutir contigo. Sólo diré que es algo que no está muy claro, y que está sujeto a discusión por mamones como tú. Pero lo que sí es claro es lo que maneja el softporn: La trama, los temas, la música y lo más importante, la cámara; ya que se ven los peluches pero no la penetración, en sí.

Las películas eróticas mantienen cierta relación con el softporn, sin embargo, una película erótica puede estar exenta del desnudo, ya que se apoyan de lo sugestivo y lo sensual de las escenas.

—Dio en el clavo, mi lic. Lo sensual y erótico puede ser sin ver pelos. En cambio en el softporn no es así.

En el plano de lo erótico y lo porno Light se mecen muchas películas. No obstante de marcar su lugar. Hay que mencionar que el Softporn ya dejó de ser una industria próspera. Y más por el auge que se dio en los noventas por el destape de la pornografía y el Internet. Y esto por la ley que aprobó el gobierno de los estados unidos, firmado y promulgado por Bill Clinton.

—¡No mames! A cabo de leer una pendejada. Está chingón.

—Suéltelo mi lic.

—Fíjate que, ya ves que hay esos expertos de la sexualidad, y el foro se abre para que respondan tus dudas sobre sexo.

—Ajá.

—Y una chavita de 15 años tenía dos preguntas. La primera era que si necesitaba una toalla íntima después de su primera cogida, ya que sus amigas le dijeron que sí, pues cuando ya no se es virgen, el himen se rompe y puedes sangrar a chorros, y que era mejor que se pusiera una toalla para que no lo note su mamá…

—no, pues su ignorancia si está cabrona, mi lic.

—Pero esa no es la chingona, sino la segunda. Un amigo que a ella le gusta le dijo con decencia y clase “si te dejas conmigo, te puedo dedear” y su segunda duda era que no sabía que era dedear. No mames, no sabe que es dedear. Qué chingón.

—No, mi lic. Si hoy estamos jodidos, imagínese cuando estábamos jodidamente jodidos. Pero, qué su novio no la dedeó en su primera vez.

—Pues creo que no.

—Pobre, le robaron. Pues la dedeada es como de cajón, no mi lic.

—Sí, que presente su queja.

Las películas softporn perdieron fuerza en el mercado, pues entre una película XXX y esta, todos compraban o alquilaban la fuerte. Sin embargo, la industria del soft vio su futuro en la televisión por cable. Aquí en México, los canales que promueven este tipo de porno son the Film Zone, Multicinema, los Golden Choice, y el mejor que es Cinemax.

—Uy, mi lic. Qué tiempos aquellos me vienen con el Cinemax.

—Como que vuelvo a ser ese chiquillo imberbe de 15 años…

—¿Que no sabía qué es dedear?

—Nooo. Yo a esa edad, ya hasta sabía que era el beso negro.

—Achis, achis, achis. Sabe de lo que me acuerdo, mi lic. De la musiquita de las películas. Ese saxofoncito que prendía.

—Ey. Y que decir de la canción de Enigma, que salió en un sin fin de películas.

—De películas Softporn

Me jode decir Softporn

—Pero así se llama mi lic.

—Sí, pero eso es cuando se habla con decencia. Aquí se les llama las calienta-Güevos.

Dentro de las películas calienta, perdón, Softporn, se encuentran las emblemáticas como Emmanuelle

—Qué recuerdos me trae esa Emmanuelle, mi lic. ¿Ya la vio?

—Fíjate que tengo como una maldición con esa peli.

—¿Por qué?

—Es que, fíjate, la primera vez que la iba a ver era en la tele. Me hice de un teleguía y vi que la daban tal día a tal hora. Esperé y cuando llegó el momento, se fue la pinche luz desde las 10 de la noche y no volvió hasta las 5 de la mañana. La segunda vez la iba a rentar, cosa que nunca sucedió pues siempre estaba rentada, y ya haciéndome amigo de la que atendía, incluso la calentaba con mi verbosidad y mis artimañas de seductor semental; ella me dijo que la traerían ese día. Así que esperé y esperé y ni madres. A las dos semanas de no saber nada del usuario, el muy cabrón nunca llegó. Y la última vez fue que la compré en chafa, cuando me fui a México, y cuando llegué para verla, aquí en Champotón, pues que me dieron Duro de Matar 2. Hijos de la chingada. Y ahí la dejé la lucha.

—Uyy, mi lic, pues sí que está salado.

—y tú borracho.

—¿Todavía está molesto?

Emmanuelle es, sin duda la película que más fama alcanzó. Y aunque no tenía nada de nuevo, alcanzó niveles hasta convertirse en un film de culto. Dirigida por el francés Just Jaeckin, la película raya más en el estilo erótico que el Soft.

—Déjeme a mí contar dar como una sinopsis.

—Está bien.

Emmanuelle trata de una jovencita que decide irse a reunir con su esposo en Bangok. Y es ahí donde la mujer (interpetada por Sylvia Kristel) experimenta otro tipo de sexo, gracias a una mujer y un hombre mayor, que la inicia en el camino de la belleza carnal y el apetito sexual.

—ahh cabrón. Pero ya la viste o sólo sabes la sinopsis.

—No, ya la vi mi lic. Y me gusta la parte en que ella se queda en el cuarto de su mardio, sola después de llegar del viaje. Sylvita se ve super sexy.

—Ya me imagino, te mojaste cuando la viste.

—Y como no mi lic.

—Le dedicaste una.

—le dediqué como cuatro chaquetas y un Flus.

Otra película emblemática es Barbarella, protagonizada por Jane Fonda…

—Esa, pa que veas sí la vi. Está chingona. Puta, pero la vi cuando estaba bien chavo. Tenía como 13 años.

—¡Arió! ¿Tan chiquito y tan zorrón, mi lic?

—Pues no te digo que a tan tierna edad ya era un papayo.

—¿Y por qué papayo?

—Pues nada más me tocaban y sacaba leche.

—Esta vez si se la voló, mi lic.

—¡Cállate!

Barbarella es una película hecha de un comic francés. Y cuenta las anécdotas y sucesos de la heroína, que es una mujer que viaja por el espacio, teniendo relaciones sexuales tanto con humanos, robots, y seduciendo a un ángel que no quiere perder su don de santidad.

—Cómo lo ve mi lic. Esa barbarella es como una ninfómana intergaláctica.

—Ey. Pero es más chingón el comic.

—Pero no puede dejar de lado la interpretación de Jane Fonda que está super mami.

—Pinche borracho, ya te salió el cobre, cabrón.¿Cómo que super mami? Habla con decencia.

—Mier mi lic, nada más porque está molesto, y con una buena razón, se lo paso.

—Huyyyyyyy. Se indignó la perra.

—Ok.

—Ya se molestó. Pinche borracho impertinente.

—Yo no le hago culeradas cuando está pedo.

—¡Viste que sí te tomaste más de una, pinche chismoso!

—Bueno, fueron unas 4, pero no es para que me lo restriegue en la cara.

—Va a llorar la nena.

—ok. Yo aguanto.

—Aguantas castigo. Aunque sea de un negro.

—Está bueno. No digo nada.

Como se dijo antes, el softporn tuvo su explosión en los ochenta y principios de los noventa. Y es por la decaída de las ventas que deja de ser redituable y encuentra en la televisión por cable, una rendija. Y es en los noventas que empieza a circular con más auge el soft. Y de esto se puede hablar por la crítica que hizo Pulp en su canción Thi is Hardcore en donde maneja que la época de los noventas es una época Hardcore, explícita. En donde lo que vende es lo rudo, desde la violencia hasta el sexo.

—Ey, mi lic. Eso es lo que vende. En esa época cobra más auge el Alarma, con sus fotos a color. Y también las películas denominadas Sin censura. La neta es que está chingona la canción.

—No mames. Tampoco es para tanto. No te quieras hacer el chingón.

—Oh que la chingada. Neta que si estuviera más pedo, sí le soltaba un chingadazo.

—Hay sí. El rey de los vergazos ¿no? Pues ni que estuviera manco.

Cinemax se presenta como una alternativa y es la más asediada por los espectadores. Pues sus películas porno son de las más sugestivas y de las que rayan más en el porno que la de los demás canales.

—Uy sí mi lic. Recuerdo que de chamaco las veía y estaban bien chingonas. Me acuerdo de muchas, pero no de sus títulos, pues no tenían traducción. Una de las que más recuerdo es la de un joven que no es popular con las chamacas de su escuela. Pero es gracias a un extraterrestre que habita en su cabeza que empieza a ser el don Juan cogelón de la escuela. Le salía como un pito en la cabeza, que nadie veía, nada más él y los espectadores, y era cuando salía esta madre de la cabeza, cuando las niñas se le encueraban frente a él. Hay una escena en los baños de mujeres que mínimo le dediqué una en vivo y como cinco en el resto de la semana.

—Y qué, ¿repitieron la película que le dedicaste cinco?

—No, a puro recuerdo.

En estos días otros canales abrieron un espacio nocturno para las películas porno. Golden Choice, del grupo televisa, pasa películas de este estilo a eso de las 0:30. E incluso pasan series que son muy reconocidas como el Red Shoe Diaries, con David Duchovny como protagonista.

—Cuando los expedientes secretos fueron, ahora sí X. Puta, recuerdo que cuando la vi, mi lic, pensé que era un episodio de los expedientes secretos, y todo por el David, ese.

—Fíjate que yo también. Y cuando vi que había pelos, empecé a ver la serie, esperando que la de los expedientes secretos saliera en pelotas.

—Sí, yo tambor.

—Que vulgar.

Y es muy comentado el nivel que subió de repente en el canal The Film Zone. Pues incluso a las 10pm empiezan las películas con peluche.

—¿Alguna vez te cacharon viendo una de esas películas, mi lic?

—no, pues yo hacía una operación diferente para ver las películas.

—Huyy. Pues a mí sí. Recuerdo que mi madre y mi hermana salieron a una Boda, y yo no quise ir, diciendo que tenía mucho sueño. Y cuando salieron, puse el cinemax. Me eché toda una película, que por cierto no tardaban más que una hora. Y cuando la segunda empezó, en la segunda cogida, mi lic. Que entra mi mamá y mi hermana entre y me cachan, ahora sí que con las manos en la masa.

—¿Tu mamá y tu hermana, la buenota?

—Sí, Qué pasó. Mi hermana ya está casada.

—Pero está rebuena, la cabrona.

—Hay que respetar a las apartadas.

—Pero si bien que le gusta la putería a tu hermana, no te hagas.

—No digas pendejadas.

—Tiene una carita de una protagonista del Softporn.

—Qué pasó, mi lic.

—Si bien que me echa ojitos la cabrona.

—No diga mamadas, ella ama a pepe.

—Pero bien que le gusta la perinola. Si bien que me echa el calzón manchado. Que un día de estos la voy agarrar del pelo y le arranco la ropa a mordidas.

—No sea mamón.

—Y en la mesa se la remojo.

—no sea vulgar, esta sección mantiene cierta clase.

—la apoyo en la pared, y con un brazo en la pared y otro en su cabello, la domino como Michael Douglas a Demi Moore.

—Ya, deje de meter imágenes en mi cabeza.

—Y los dos sudoroso, nos metemos en el baño, y la hacemos de a patito.

—Bueno, ya, ¿no?

—Está cabrón.

—Bueno, sigamos, ¿no?

—Ya terminemos esta madre, que está de la chingada.

—Bueno pero sentenciemos, ¿no mi lic?

—Ok. El softporn está tentado a desaparecer, pues el hardcore, por un lado y el género erótico son las que rigen el mercado. Un ejemplo es que las películas que pasan en el Golden Choice y en the film zone son películas de los 80`s y 90`s.

—Bueno, mi lic. Yo creo que no desaparece el softporn. Es más, creo que se conjuga con el cine erótico. No creo que desaparesca del todo, mi lic. En Europa y en estados unidos se siguen filmando este tipo de películas…

—Pero son muy pocas.

—Pero se siguen filmando mi lic. Para la Tv.

—¿Crees que tu hermana vio, o ha visto películas porno?

—Qué preguntas, mi lic.

—No pues es por curiosidad. Yo creo que sí, y hasta se ha masturbado.

—No chinge. Si usted tuviera hermana sentiría lo cabrón.

—Se ha dedeado.

—¡Yaa!





Esto sí que es arte...

2 comentarios:

JM. Garcíamagaña dijo...

chida la del soft porn...
acuerdate del coro de californication:
"first born unicorn, hard core... soft porn... dream of californication"
PD. Creo que Barbarella es más erótica que soft porn de hecho el genero es "fantarótico" en ella entran vampirella,Red Sonja y hasta las versiones europeas de las pelis del santo.no muestra peluche... solo bobbie y poco.

p dijo...

Buenísimo artículo. No sé si lo recuerdes o si veías esas joterías, pero en un episodio de Papá Soltero a Miguel se le atora una película de Sylvia Kristel en la videocasetera. Tal vez haya sido Emmanuelle, no lo sé. La había llevado para ver con un cuate y (sospecho) masturbarse mutuamente.